¿Ser feliz o no ser feliz? Esta es la pregunta.

Ser feliz no es ser irresponsable, ni ..., ni .... todo eso que te dice tu diablillo rojo (auto-odio) el que te dirá lo que es "bueno" para y no te dejará tomar decisiones por ti mismo/a.

Ser feliz es Ser... es tu diablillo verde. El que de verdad te quiere y te ayuda, pero como te respeta no te ordena, ni te manda, ni te hace sentir mal para que obedezcas...simplemente te sugiere y por eso no le hacemos mucho caso, la verdad.

Tenemos ambos dentro, a cual sigues es tu decisión, hay libre albedrío.

El rojo ya sabes a donde te lleva, no pienses (ya pienso el por ti, pero eso no te lo dice), no dejes de beber (que entonces pensarás y te darás cuenta del engaño) y así ... ¿Por qué no darle una oportunidad al verde? ( El verde no es de Heineken ¡eh!)

El cambio es brutal, no te asustes cuando todo comience a ir mejor, cuando empieza a irte todo genial, cuando lleguen a tu vida personas que te llenan de paz y armonía... la sensación es rara, porque no estás acostumbrado/a, pero es genial.... simplemente acéptalo, te lo mereces eres un ser ideal.

A N I M O la vida es bella, no te dejes engañar.

Un abrazo

1 comentarios:

EmeRy dijo...

Pues yo personalmente creo, más o menos como tu comentas, que la felicidad es una postura. Tu eliges ser feliz (eliges al diablillo verde). Cuantas veces en nuestra vida diaria un mismo evento cambia radicalmente si lo ves de modo optimista o si lo ves de modo pesimista. Elegir ser feliz es verlo todo desde el optimismo, diria más, sentirla de forma optimista.
Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada